PLENO DEL AYUNTAMIENTO

D’Atri: “Los actuales controles de MACSA no son suficientes”

28/02/2012

La concejala del grupo municipal socialista, Ana García D’Atri, ha asegurado hoy que los actuales controles a los que se somete la empresa MACSA –que maneja el 70% de la actividad cultural en la ciudad- no son suficientes. Sostiene que, en lugar de ser un instrumento ágil para la gestión cultural, se ha convertido en “un atajo” en el que se encuentran “baches y trampas”. Por ello, ha propuesto un conjunto de medidas que evitar “derroches” económicos en esta sociedad. Entre otras, mejorar la gestión centralizada de los teatros municipales y establecer un procedimiento de concurso y selección de sus directores a través de un consejo de profesionales.

En su intervención en el Pleno del Ayuntamiento, D’Atri se ha referido a la renovación irregular de seis contratos de alta dirección que realizó la anterior delegada de área y que denunció el actual responsable, Fernando Villalonga. La edil socialista ha remarcado que esta decisión se “saltó todos los controles” pero ha añadido que, con anterioridad, los citados mecanismos de control no habían funcionado en otras situaciones. Al respecto, la edil se ha preguntado si es razonable que MACSA alquile un proyector digital por casi 33.000 euros o que haya una misma empresa con tres pliegos diferentes para hacer un servicio de acomodación de espectadores en tres teatros municipales. “¿Puede haberse dado un taller de cuatro días por 30.000 euros o habrá algún error”, ha añadido.

D’Atri también ha hecho hincapié en los 7.716.000 millones de euros que ha costado a MACSA la gestión del Centro Centro –el Palacio de Cibeles- que “no es un centro cultural, pero sí carga a esta sociedad con ese gasto y unos ingresos que no son culturales”.

“Se dice que en estos años la ciudad ha crecido. En efecto, ha crecido en infraestructuras, muchas, por cierto, inacabadas, como Conde Duque o casi sin empezar como el teatro de los niños en el Conjunto Daoiz y Velarde. Ha crecido solo en arquitecturas pero no en definiciones, en conceptos, en servicios al ciudadano”, ha apuntado la edil del PSOE.

A D’Atri le ha llamado la atención que Villalonga defienda la existencia de MACSA y, en cambio, ninguno de los gestores anteriores a su nombramiento como delegado de Las Artes siga en su puesto. Además, se han sustituido a todos los miembros del consejo de administración de la empresa para convertirlo en un órgano donde prima la intervención política. “Es un cambio total de modelo. Y queremos participar en la construcción de ese modelo”, ha señalado la concejala.

Mejorar la gestión centralizada de los teatros públicos municipales con pliegos comunes y objetos iguales o similares; limitar el máximo coste de producción y adecuarlo al escenario de la crisis; limitar la duración de los contratos de alta dirección; reducir la inversión publicitaria y utilizarla de modo informativo y no propagandístico; o crear una mesa permanente con el sector de las artes escénicas para mejorar “entre todos la oferta cultural de la ciudad”, son algunas de las propuestas que ha lanzado la edil para MACSA.